viernes, 23 de septiembre de 2016

Ingeniera decapitada en accidente laboral

Una ingeniera electromecánica, identificada como Fabiola Meliza Zepita Pacheco (26), murió decapitada la tarde del miércoles cuando realizaba una inspección en una planta de procesamiento de alimentos en el kilómetro 7, carretera a Cotoca. Según el fiscal Fernando Rioja, la víctima prestaba servicios para la empresa de servicios industriales Reliabity System que se hallaba realizando el relevamiento de información en motores de máquinas de la planta. A las 15:00 inició su labor comenzando por el registro de la maquinaria existente en los silos. Cuando se aprestaba a subir a una máquina en funcionamiento, uno de los arnés que la sujetaba para evitar su caída de altura aparentemente soltó y se engarzó en una especie de ventiladora que jaló con tanta fuerza que le cercenó la cabeza y quedó atorada, describió el fiscal Rioja. "Hay indicios que hubo cierta inobservancia por parte de la ingeniera que no actuó con el debido cuidado", refirió Rioja lamentando la pérdida de la profesional. De acuerdo al informe forense la mujer falleció por desangramiento y decapitación. La empresa donde ocurrió la desgracia mediante comunicado dijo que se prestando toda la colaboración necesaria a sus familiares y correrá con todos los gastos de sepelio y transporte de la víctima hasta la ciudad de Oruro.

jueves, 11 de agosto de 2016

García y trabajadores de la construcción analizan ley para normar seguridad industrial

El vicepresidente Álvaro García Linera y la Confederación Sindical de Trabajadores en Construcción de Bolivia (Csutcb) analizaron el jueves, en una reunión en La Paz, el proyecto de ley para normar la seguridad industrial y evaluaron el cumplimiento de normas laborales de las empresas extranjeras.

En una improvisada conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, el dirigente de ese sector, Valerio Ayaviri, dijo que ese encuentro estaba programado hace dos semanas para establecer los avances en la elaboración de esa norma

"Hoy hemos tratado esa situación y por otro lado también el cumplimiento de las normas laborales por las empresas extranjeras", explicó a los periodistas.

Informó que en esa reunión se puso en conocimiento del Vicepresidente las vulneraciones a las normas laborales que comenten empresas extranjeras, entre ellas, de Ecuador, Argentina, China y España.

Explicó que ese tema será abordado a profundidad en una próxima reunión con los empresarios privados y autoridades del Gobierno.

Por otra parte, informó que se planteó al Vicepresidente la posibilidad de un seguro de salud para los trabajadores de la construcción independientes

El Ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, que participó en la reunión confirmó que esos temas relativos a la salud, pensiones y reglamentos, entre otros, son atendidos por el Gobierno

"La agenda de los trabajadores en construcción la estamos trabajando ya desde hace un mes, son varios temas relativos al seguro de salud, pensiones, reglamentos. Son varios temas de esa naturaleza que estamos avanzando", remarcó.

sábado, 14 de mayo de 2016

Medicina del Trabajo inicia labor de protección en riesgos ocupacionales

Un laboratorio modelo de Medicina del Trabajo totalmente implementado y de última tecnología, ayer fue inaugurado, es uno de los pocos a nivel nacional y latinoamericano para atender riesgos ocupacionales de aproximadamente 25.000 trabajadores afiliados a la Caja Nacional de Salud (CNS).

Al respecto el jefe regional del departamento de Medicina del Trabajo dependiente de la CNS, Ronald Cahuana, informó que existe equipamiento para realizar la atención de nivel industrial y medición de riesgos que existen en lugares de trabajo, además se cuenta con un medidor de partículas de polvo, sonómetro, fluxómetros y extinguidor de radiación.

Para el tratamiento médico de riesgos ocupacionales, se tiene un equipo de rayos X móvil, uno de los primeros en Bolivia y el cuarto a nivel sudamericano con el que se efectúa el control a los trabajadores afiliados a la CNS

Informó que la atención será exclusiva a los trabajadores asegurados donde se les realizará un examen preocupacional, control periódico de salud, catastros pulmonares, evaluaciones en sus puestos de trabajo y trámites de invalidez.

El objetivo de trabajo es la prevención y se pidió a las empresas que hagan llegar sus solicitudes correspondientes para realizar este trabajo en sus empresas para la revisión de sus empleados.

"Lo que nosotros necesitamos es que la empresa les dé un determinado tiempo a sus trabajadores para que se les haga las evaluaciones respectivas porque nosotros nos sometemos a lo que la empresa necesita y si bien tenemos la potestad para ingresar a una empresa, no podemos ir en contra de su producción", dijo.

La implementación y adquisición de equipos de medición industrial asciende aproximadamente a 4.000.000 bolivianos. Se incluye un contador hematológico, dos stat fax, una microcentrífuga, un pupinell, un microscopio, un contador de células diferencial, una conservadora de reactivos, una macrocentrífuga, un agitador de placas y un agitador de tubos.

En la inversión también se incluye la refacción de ambientes, para toma de muestras, hematologías, orinas, química sanguínea, depósito, vestuario y lavado.

El administrador de la CNS de Oruro, Jacinto Torrelio Salazar, manifestó que es necesario que los trabajadores se hagan este examen para cuidar su salud ahora que se tiene la unidad regional de Medicina del Trabajo, cumpliendo lo que se dispone en el Decreto Supremo 1403

El jefe médico de la CNS regional Oruro, Freddy Espada Flores dijo que se encuentra complacido con los ambientes y el equipamiento realizado para mejorar la atención a la ciudadanía en general.

viernes, 13 de mayo de 2016

Seguridad en la fuente laboral: 30 por ciento de empresas aplica planes

Solo tres de cada 10 empresas en Cochabamba ejecutan planes que garanticen la seguridad y salud de sus trabajadores, según datos de la Fundación Boliviana de Seguridad y Salud Ocupacional (FBSySO).

En Cochabamba existen 48.532 empresas registradas, según los datos de la Concesionaria del Registro de Comercio en Bolivia Fundempresa a febrero de 2016.

La coordinadora regional de la FBSySO, Galia Zambrana, dijo que la principal causa para que las compañías no estén aplicando las normas sobre la temática es el desconocimiento de cómo hacerlo.

“La dificultad que tienen las empresas, al no conocer la ley, es que les cuesta adaptarse. Por ejemplo, en el caso de los equipos de protección personal para el trabajador, a veces muchos empleadores dotan de cascos sus trabajadores, pero sin saber para qué es el casco, o les dan botas sin saber para qué sirve cada bota, porque cada modelo tiene diferente material y es específico para distintos tipos de trabajo”, explicó.

La ingeniera industrial Paola Montaño, también miembro de la FBSySO, resaltó que el cumplimiento de las normas es cada vez más importante para las empresas no solo porque es obligatorio, sino porque es una exigencia que les abre o cierra puertas.

“Las empresas que se presentan a licitaciones del Estado deben cumplir obligatoriamente los temas de seguridad. Si bien antes no se exigía, la obligatoriedad hoy está en vigencia y están cumpliendo”, agregó.

La FBSySO, indicaron Zambrana y Montaño, trabaja en el apoyo a empresas y realiza, por ejemplo, mediciones de ruido, iluminación, estrés térmico y todo tipo de fatiga que pueda afectar al empleado para luego proponer planes de emergencia y de higiene.

Los planes son integrales y abarcan desde el vestuario, equipos de protección personal, seguro médico y monitoreos de ruido o iluminación.



Desigualdad

Para el experto en Medicina del Trabajo, Alfredo Castillo, pese a la existencia de una ley que data de 1979, las acciones para garantizar la salud y seguridad ocupacional son aún precarias y con muchas desigualdades.

En las ciudades del eje troncal (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz), explicó, donde se concentra la mayor parte de la industria pueden verse empresas con grandes avances y modernidad en el tema, pero al mismo tiempo construcciones y fábricas que dejan mucho que desear al respecto.

“Esto se debe por ejemplo al poco control que ejercen las autoridades, a los elevados costos que muchas de estas medidas requieren frente a los altos costos sociales que deben afrontar las empresas y además a la falta de una constante revisión y actualización de las leyes y normas de salud y seguridad en el trabajo”.

Debido a que se requiere de inversión para aplicar la seguridad y salud ocupacional, las compañías estatales y las grandes son las que más cumplen, en cambio, las pequeñas empresas son las que más debilidades tienen, dijo Montaño.

Cumplir la normativa incluso requiere una estructura de cargos que las empresas chicas no están en la capacidad de solventar. Las compañías que dan importancia tienen un director o gerente de Seguridad y Salud Ocupacional quien, para el cumplimiento de sus funciones, cuenta con el apoyo de jefes o coordinadores, cada uno con áreas o temas de responsabilidad.

Contenido del plan

1 Marco general

Todas las empresas bolivianas están obligadas, aunque pocas cumplen, a entregar un Plan de Higiene, Seguridad Ocupacional y Bienestar y su Manual de Primeros Auxilios al Ministerio de Trabajo.

2 estructura

Estructura del edificio y localidades de trabajo. Las empresas deben presentar un mapa que muestra las características principales de la infraestructura donde opera.

Iluminación y ventilación. Se debe indicar si en ambos casos se cumple con las necesidades de los trabajadores, según la labor que realizan.

3 Acceso y prevención

Vías de acceso, comunicación y escape. Áreas de salida directa y de emergencia.

- Instalación eléctrica. Si se cuenta con un sistema adecuado.

- Demostrar la calidad de servicios higiénicos, si cuenta con vestuarios y casilleros, orden y limpieza.

- Prevención y protección contra incendios. La empresa debe incluir simulacros de incendios y con cuántos extintores cuenta.

4 Simulacros y equipos

La empresa debe incluir simulacros de incendios y con cuántos extintores cuenta.

- Protección a la salud y asistencia médica. Incluye primeros auxilios, seguros médicos y otros.

- Ropa de trabajo. Dotación de equipo de protección personal para la cabeza, vista, manos, cuerpo, pies y oídos.

Lo que dice la norma//

La Ley General de Higiene en Seguridad Ocupacional y Bienestar, de agosto de 1979, establece, entre otros puntos que las empresas deben:

- Adoptar todas las medidas de orden técnico para la protección de la vida, la integridad física y mental de los trabajadores a su cargo; tendiendo a eliminar todo género de compensaciones sustitutivas del riesgo como ser: bonos de insalubridad, sobrealimentaciones y descansos extraordinarios, que no supriman las condiciones riesgosas.

- Constituir las edificaciones con estructuras sólidas y en condiciones sanitarias, ambientales y de seguridad adecuadas.

- Mantener en buen estado de conservación, utilización y funcionamiento, las estructuras físicas, las maquinarias, instalaciones y útiles de trabajo.

- Controlar que las máquinas, equipos, herramientas, accesorios y otros en uso o por adquirirse, reúnan las especificaciones mínimas de seguridad.

- Instalar los equipos necesarios para prevenir y combatir incendios y otros siniestros.

- Instalar los equipos necesarios para asegurar la renovación del aire, la alimentación de gases, vapores y demás contaminantes producidos, con objeto de proporcionar al trabajador ya la población circundante, un ambiente saludable.

- Proveer a los trabajadores, equipos protectores de la respiración, cuando existen contaminantes atmosféricos en los ambientes de trabajo y cuando la ventilación u otros medios de control sean impracticables. Dichos equipos deben proporcionar protección contra el contaminante específico y ser de un tipo aprobado por organismos competentes.

- Proporcionar iluminación adecuada para la ejecución de todo trabajo en condiciones de seguridad.

- Eliminar, aislar o reducir los ruidos y/o vibraciones perjudiciales para la salud de los trabajadores y la población circundante.

- Instalar y proporcionar medios de protección adecuados, contra todo tipo de radiaciones.

- Adoptar medidas de precaución necesarias durante el desarrollo de trabajos especiales, para evitar los riesgos resultantes de las presiones atmosféricas anormales.

- Proveer y mantener ropa y /o equipos protectores adecuados contra los riesgos provenientes de las substancias peligrosas, de la lluvia, humedad, frío, calor, radiaciones, ruidos, caídas de materiales y otros.

Campañas y actividades



La Fundación Boliviana de Seguridad y Salud Ocupacional (FBSySO), en consonancia con organizaciones de todo el mundo, fue parte en abril de las actividades de concientización sobre el estrés laboral, tema del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo celebrado el pasado 28.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó para la ocasión la publicación “Estrés en el trabajo: Un reto colectivo”, bajo la premisa de que la relación entre el estrés en el lugar de trabajo y los problemas de salud mental está bien fundamentada.

La coordinadora regional de la FBSySo, Galia Zambrana, explicó que el estrés laboral, de acuerdo a la experiencia en Bolivia, se ve normalmente en personas que trabajan en oficinas y pasan la mayor parte del tiempo sentadas frente a un escritorio y en aquellos empleados responsables de gerencias o cargos en los que deben tomar decisiones.

“Hay dos tipos de estrés. Uno que es usualmente bien llevado y otro que llega a afectar la salud. Algunos trabajadores saben asumir el estrés y la presión del trabajo y pueden tener una buena actitud ante la situación. Otros no, pueden llegar a tener dolor, físico, psicológico y llegan a afectar sus relaciones interpersonales porque se vuelven agresivos o malhumorados”, explicó Zambrana.

La OIT, en el documento “Estrés en el trabajo: Un reto colectivo”, examinó los últimos estudios sobre estrés en el lugar de trabajo realizados en todas las regiones del mundo, Asia y el Pacífico, las Américas, Australia y Europa, entre otras.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Incentivan al uso de equipo de protección en el trabajo



La organización Mujeres en Acción y la Red de Trabajadores en Servicios y Producción, ayer martes, realizaron una campaña para incentivar a los trabajadores al uso continuo del equipo de protección personal (EPP) en sus diferentes rubros. Esperan que con ello, se pueda prevenir los accidentes laborales.

Los EPP comprenden todos aquellos dispositivos, accesorios y vestimenta de diversos diseños y adecuados para cada ocupación, que deben utilizar los obreros y obreras para proteger su salud y la de la población en general.
La directora de Mujeres en Acción, Lourdes Aguilar, manifestó que, en primera instancia, están realizando esta sensibilización a nivel de los trabajadores para que ellos sean quienes exijan a sus empleadores que les doten de esta indumentaria. Esto está establecido en la Ley General del Trabajo y otras normas, pero no se cumple en la realidad. Asimismo, informó que internamente, cada sector trabaja con capacitaciones constantes respecto a estos temas.
En la campaña estuvieron presentes representantes del sector de construcción civil, metal mecánica, operadores de maquinaria pesada, costura, panadería, garzonería, trabajadoras asalariadas del hogar, estilistas de belleza integral, entre otros.
La coordinadora del programa Fuentes Laborales Dignas, de Mujeres en Acción, Ana Ontiveros, informó que hay varias ocupaciones que tienen su propio equipo de trabajo, pero por falta de práctica o conocimiento, no lo utilizan.
Esperan que con esta campaña pueda haber una disminución de la cantidad de accidentes laborales como los suscitados en los últimos meses en la construcción del Cine Center, que incluso causaron pérdidas humanas.
En este sentido, el presidente de la Asociación de Constructores Civiles de Tarija, Mario Morales, indicó que las actividades que realizan son de alto riesgo, por lo tanto, todos los trabajadores deben conocer y contar con la indumentaria necesaria.
Es así que remarcaron la importancia del uso de los EPP para prevenir estas situaciones. La actividad se realizó en el marco del Día del Trabajador y en homenaje al Día Internacional de la Seguridad Industrial y la Salud Ocupacional.

domingo, 1 de mayo de 2016

Reportan 100 casos de inseguridad industrial al mes

En el último nivel del esqueleto de un edificio que será de ocho pisos, está el albañil Juan C. y “es imposible” que se caiga desde ahí, no porque tenga una indumentaria adecuada; apenas lleva sombrero, polera, pantalón y abarcas; sino porque dice que ya perdió el miedo a las alturas.

Juan C., que prefirió guardar su identidad por temor a represalias, actualmente construye un edificio en la zona norte de la ciudad. Tiene más de 10 años de experiencia en construcción y, según recuerda, “solo una vez” sus jefes le dotaron uniforme y otros equipos de seguridad industrial.

Reconoció que cada día desafía a la muerte, pero prefiere no denunciar a sus empleadores por temor a que lo despidan.

A diferencia de él, mensualmente un centenar de personas que también sufre inseguridad industrial, denuncia su situación ante la Dirección Departamental de Trabajo de Cochabamba, según un reporte de esa institución.

Quienes trabajan en limpieza y recojo de basura sin implementos de seguridad, en fábricas de vidrio precarias y separan la basura tóxica también sufren consecuencias de no contar con seguridad industrial en las labores que desempeñan.

El jefe departamental de Trabajo de Cochabamba, Vladimir Villarroel, dijo que los trabajadores están amparados por el Decreto 16998, del 2 de agosto de 1979, que fue elevado a Ley General de Seguridad Ocupacional y Bienestar.

La mayoría de las denuncias están referidas a la falta de dotación de uniforme y las malas condiciones laborales, detalló Villarroel.

La Dirección Departamental de Trabajo, en la medida de sus posibilidades, se encarga de hacerla cumplir.

Dentro su Programa Operativo Anual (POA) están previstos operativos diarios en entidades públicas y privadas, e incluso comercios, para verificar que los empleadores garanticen la seguridad industrial y otros derechos laborales.

Mensualmente se ejecutan 60 inspecciones en el departamento. No obstante, solo ocho personas de la Dirección Departamental de Trabajo deben recorrer más de 4 mil entidades.

Villarroel dijo que dentro la previsión del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, está previsto incrementar recursos humanos que permitan cumplir con el POA.

Y es que, como Dirección Departamental de Trabajo debe cubrir todo el territorio cochabambino, hay días en los que se planifican operativos en El Trópico, por ejemplo. En ese caso, el personal debe emprender largos viajes para llegar solo a una empresa.

Entre tanto, en algunas entidades que aún no fueron inspeccionadas por la Dirección Departamental de Trabajo, hay centenares de asalariados que trabajan en condiciones inapropiadas. La mayoría son del rubro de la construcción.

Prueba de ello son los accidentes, decesos de albañiles que se reportan en el departamento cada año.

Una de las últimas víctimas de la inseguridad industrial en Cochabamba fue el albañil Juan Colque Flores, de 27 años de edad. Él narra lo sucedido con preocupación.

Juan cayó del séptimo piso de un edificio en construcción, mientras colocaba lozas y revoques en uno de los niveles.

En este tipo de casos, la norma indica que el empleador debe indemnizar a la familia del difunto el equivalente a dos años de salario, entre otros beneficios.

En caso de que la Dirección Departamental de Trabajo constate que una empresa incumple con las normas de seguridad industrial, se aplica una sanción económica escalada. Es decir, si la empresa tiene de 1 a 10 trabajadores, debe pagar 100 bolivianos por cada infracción; si tiene de 11 a 20, dos mil; y si tiene 100 o más, hasta 10 mil.

Actualmente hay empresas que adeudan entre 200 mil y 300 mil bolivianos por no dar cumplimiento a la seguridad industrial y otros derechos laborales.

Mientras desarrolla su trabajo, a más de siete metros de alto, Juan C. se queda pensativo cuando se le pregunta ¿Qué pasaría si sufres un accidente? Entonces relata que se le vienen a la mente sus tres hijos de entre 4 a 10 años de edad, su esposa, su familia. “Me pagan bien, me cuido. Pero, a buenas, le pediré al arquitecto que nos ayude a cuidarnos más”.

Datos

Empleos peligrosos

Hay sectores ocupacionales que son más riesgosos que otros, sin embargo la Organización Internacional del Trabajo (OIT) protege a los trajabadores de condiciones peligrosas.

Por ejemplo, la OIT da prioridad a trabajadores de los siguientes cuatro rubros:

-Construcción

- Agricultura

- Minería

-Trabajo en buques

Vulneración

Según un estudio realizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), los rubros donde más se vulneran los derechos laborales en Bolivia son la albañilería, transporte, textilería y limpieza de vías públicas.

Informalidad

La informalidad es uno de los factores que promueve la inseguridad industrial.

Las entidades que están en la clandestinidad generalmente no invierten en seguridad industrial porque evade las normas.

Solo en 2012, en Bolivia al menos el 58 por ciento de la población urbana trabajaba en el sector informal, según datos emitidos por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Más de 50 cartas diarias

La Dirección Departamental de Trabajo recibe entre 50 a 60 quejas diarias por vulneración de diferentes derechos

laborales.

Generalmente las denuncias son presentadas por gremios y no por iniciativa de los empleados, debido a que temen represalias de parte de sus empleadores.

Hay otros asalariados que se aproximan hasta la Dirección Departamental del Trabajo (calle Aniceto Arce Nº 828 esquina Pasaje Mejía) para presentar su queja personalmente. La Dirección Departamental de Trabajo mantiene en reserva la identidad del denunciante, si es que así lo solicita, para evitar represalias.

La recepción de denuncias también es mediante la línea telefónica de la institución 4589455 o el fax 4589450.

De acuerdo a la denuncia, la Dirección Departamental de Trabajo procede con inspecciones a la fuente laboral o

citaciones.

Inspección a seis constructoras revela que todas ponen en riesgo la vida de los obreros

La Dirección Departamental de Trabajo inspeccionó a seis constructoras grandes de Cochabamba y evidenció que ninguna ejecutaba obras enmarcadas en la seguridad industrial.

“Sus obreros vestían ropa simple y abarcas para cavar zanjas con picotas o palas”, detalló el jefe departamental de Trabajo de Cochabamba, Vladimir Villarroel. “Imagínese que le caiga una piedra a sus pies”, agregó.

La pasada semana esta entidad inspeccionó media docena de empresas grandes de construcción de Cochabamba y “no había ni una sola” que cumpla a cabalidad lo que establece la Ley General de Higiene, Seguridad Ocupacional y Bienestar. OPINIÓN intentó comunicarse con la Cámara Departamental de la Construcción, sin embargo pudo contactarse con los ejecutivos.

Se aplicaron sanciones económicas en base al número de trabajadores y las infracciones cometidas.

La Ley enumera 30 obligaciones para los empleadores y 16 para los empleados.

Por ejemplo, la obligación número 14 de un empleador es “proveer y mantener ropa y/o equipos protectores adecuados contra los riesgos provenientes de las substancias peligrosas, de la lluvia, humedad, frío, calor, radiaciones, ruidos, caldos de materiales y otros”. No obstante, se evidenció que ninguna cumplía.

Villarroel indicó que, al margen de proveer la indumentaria adecuada a los trajabadores, de acuerdo al tipo de obra que ejecuten, las constructoras deben invertir en otros elementos de seguridad.

Dijo que un albañil que está a más de tres metros de altura, por ejemplo, debe llevar una línea de vida, se trata de un sistema de protección contra caídas diseñado para cumplir dos funciones fundamentales: restricción, que evita que se llegue a una zona de riesgo; y anticaídas, que detiene con total seguridad a uno o varios usuarios que sufran una caída accidental. Mientras que los trajabadores tienen que “usar obligatoriamente los medios de protección personal y preservarlos”.

Los riesgos deben ser prevenidos, no remediados

Luis Rendón// Gerente de Planificación y Operaciones COBOCE LTDA.

La seguridad industrial o gestión industrial, como debería llamarse, es vital para la gestión administrativa de una organización.

Es fundamental aplicarla con una perspectiva preventiva y no reactiva. Algunos piensan que seguridad industrial es entregar los equipos de protección, como cascos, lentes, protectores auditivos, protectores respiratorios, ropa de trabajo, botines y demás. Eso debería ser lo último que la empresa facilite, pues se debe empezar por capacitar al personal.

El problema es que mucha gente es reacia a utilizar equipo de protección, pero se le debe explicar que hay riesgos.

RUBROS La seguridad industrial se aplica en todos los ámbitos. Es más, en función al riesgo, habrá alguna empresa que invierta más en este ámbito. Por ejemplo, en yacimientos o en una empresa minera, estamos acostumbrados a ver el personal con casco, botines y demás. En cambio en un banco no se ve al personal de esta manera, pero también tienen seguridad industrial aplicada sobre todo a prevenir asaltos.

INFRACCIÓN Lamentablemente en los países en vías de desarrollo, la seguridad industrial es considerada un gasto innecesario y no tiene que ser así.

Un accidente en una empresa tiene resultados terribles, como los costos de la indemnización, la imagen de la entidad y la familia del empleador.

Desde ese punto de vista, todas las empresas deberían cumplir, empezando por conformar comités mixtos de seguridad.

Los comités mixtos de seguridad están conformados por ejecutivos y empleadores que deben velar porque la gestión de seguridad se implemente y mejore.

domingo, 10 de enero de 2016

Un corto circuito provocó la muerte de un obrero

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) a tempranas horas de ayer recibió la información de la muerte de una persona a causa de un corto circuito que lo electrocutó. El obrero trabajaba en una construcción y se presume que la lluvia de la madrugada humedeció los postes de energía eléctrica lo que provocó el accidente
El Comandante de Frontera Policial, Eduardo Vargas, manifestó que el personal de la FELCC, se constituyó en instalaciones de la planta de tratamiento de la empresa Municipal de Agua y Alcantarillado Sanitario Bermejo (EMAAB), con la finalidad de verificar el fallecimiento de una persona de sexo masculino.
De acuerdo a las primeras investigaciones el sujeto que falleció fue identificado como Daniel Reyes de 25 a 30 años de edad aproximadamente, natural de Ibaberante, departamento de Sucre, quien era obrero de la empresa PERT-SRL. Su deceso se habría producido cuando cumplía con su labor.
De acuerdo a los hechos, se pudo conocer que cuando el obrero trabajaba se produjo un corte circuito en un cable ubicado instalado en un medidor que estaba sujetado a un poste de metal con precaria protección y la lluvia producida en la madrugada de ayer provocó que exista bastante humedad y la electricidad hizo contacto con las herramientas metálicas con las que trabajaba el infortunado.
El comandante de la Policía, manifestó que el cadáver fue trasladado a la morgue del hospital Virgen de Chaguaya para que el médico forense determine la causa de la muerte. Cabe hacer notar que dicho obrero pertenece a la empresa constructora PERT SRl., que estaba a cargo del contratista Julián Chape y el trabajo que se realizaba era para la empresa de EMAAB BJO.